6.9.10

Proceso creativo + Agenda

Los jóvenes muertos,
por Leandro Listorti


Cuando era chico mi más grande temor, el que no me dejaba dormir de noche, era la idea de que un día el mundo iba a seguir existiendo sin mí. Creo que no le temía tanto a la muerte, como a la idea de dejar de existir. Que nadie se acordara de mí y que todo siguiera igual.

Leí por primera vez sobre estas historias [desde fines de la década del '90, cerca de 30 adolescentes se quitaron la vida en el pueblo de Las Heras, provincia de Santa Cruz] en un diario algunos años atrás, no sé muy bien porqué, pero arranqué la hoja y la guardé. Unos meses después encontré otro artículo sobre el mismo pueblo en otro diario y entonces supe que debía hacer algo. Al comienzo el interés fue sin duda el tema de la muerte, que siempre me atrajo: la manera en que la gente lidia con ella, la gran incógnita que significa para todos, y la manera de representarlas que tiene cada cultura. Pero con el correr del tiempo me fui dando cuenta que el atractivo mayor radicaba en preguntarme qué es lo que queda de nosotros luego de morir. Y eso me llevó a otras preguntas ¿Cómo filmar la muerte? ¿Cómo mostrar lo que ya no está? El resultado de esa búsqueda es Los jóvenes muertos, un intento por acercarse a algunas vidas breves y misteriosas. Luchando contra el olvido, y contra el mundo que gira como si nada hubiera sucedido.



Los jóvenes muertos (2010, 75'),
la opera prima de Leandro Listorti, se estrena este viernes 10 de septiembre a las 22 hs. en malba.cine. Se exhibe durante el resto del mes los viernes y domingos a las 22 hs. Malba.cine, av. Figueroa Alcorta 3415.
Para más información, click acá y acá.

Actualización-------------------------------

Los jóvenes muertos sigue durante el mes de octubre en Malba.cine, a las 22hs.

Siempre se habló de representaciones en el arte. Desde las primeras teorías griegas del arte como mimesis hasta las actuales, como representaciones de conceptos o un arte que es la misma realidad. El cine como toma de vistas parcial de la realidad supo filmar etapas de la vida. Los films hogareños como documentos de un tiempo de vida, de realidad. Los films documentales y los materiales de archivo.

Entre el documental y el material de archivo, Noche y niebla de Alan Resnais muestra y compara dos etapas de la realidad: lo que fue y lo que es. El pasado sin nostalgia, solo hacia la vida, utilizando material de archivo, y el presente mediante el material propio de Resnais. Lo que fueron las vidas de los prisioneros en los campos de concentración nazis, y los campos ahora vacíos. La nada, la muerte. Sin ese material de archivo utilizado como pasado, no hay comparación con la realidad presente.

Los jóvenes muertos realiza todo lo contrario. Leandro Listorti utiliza el lenguaje cinematográfico como representación de una realidad que ya no existe, la vida de los jóvenes, en la realidad cotidiana del pueblo de Las Heras. Y justamente ahí está lo más interesante de su film: no mostrar el pasado, sino el presente vacío, para indagar en el pasado de esos jóvenes muertos.


Ignacio Tamarit




(En la imagen, Los jóvenes muertos, de Leandro Listorti.)

4 Comments:

Anonymous Ignacio said...

Es un film interesante, y que arriesga. Hace poco hice una asociación interesante del film noche y niebla de Alan Resnais con la de Leandro. Ambos muestran el presente de los lugares donde, en una época, las personas muertas tuvieron vida. En uno, la utilización de subtítulos, apoyando un lado mas literario, el otro, la voz en off. Resnais usa el material de archivo para comparar el pasado y el presente, pero ahi lo interesante del film de Listorti, no mostrar el pasado, sino el presente vacio. Y ahi, indagar el pasado de esos jóvenes muertos.

Una pena que la proyección en digital muestre falacias en los intertítulos con los nombres de los jóvenes. En un principio me emociono mucho que se haya filmado en 16mm, pensando que, harian una ampliación a 35 para proyectar. Pero quiza era mucha imaginación.

Un saludo!

1:04 a. m.  
Blogger p.marin said...

Ignacio,

¿publicaste esa comparación en algún lugar?

me parece que se escribió bastante sobre la película LJM, y bastante mal; haciendo interpretaciones algo "básicas" (sobre "el suicidio", "la muerte", "el cine") la mayoría de las veces sin discutir los aspectos propios del film, más que en relación a su estructura más superficial.

por otra parte, sí, parecería que a mayor calidad digital (valores de por sí muy relativos), mayor riesgo de que todo se estrelle inexplicablemente. se hace muy difícil de ver la película en la sala.

saludos y gracias por escribir.

12:54 a. m.  
Anonymous Ignacio said...

Concuerdo con vos pablo, el público interpreta el contenido mas que la forma, desnaturalizando la esencia propia del texto filmico.

No, no publique eso en ningun lado, salvo aquí. ¿Donde mas podria publicarlo sino? No soy crítico, escritor ni mucho menos.

Un saludo Pablo.

12:14 a. m.  
Blogger p.marin said...

Ignacio,

si te interesa este espacio como difusión, está abierto para que lo aproveches.

si querés escribir algo sobre LJM, o lo que sea, escribime al mail y lo vemos. no hay problema.

saludo y gracias por escribir,
p.

12:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home